Tiempo de lectura: 1' 49'' No. de palabras: 275

La preocupación de Pedro Arias es que los comunicados no especifican cuándo se le devolverá su póliza de ahorros. Aquel fue el cuestionamiento que se planteó este transportista urbano quien es socio de Coopera desde hace un año. “No quiero perder mis USD 5 000. Tengo cuatro familiares más en San Joaquín (Cuenca) y ellos me llamaron temprano a indicarme que están puro policías en la matriz de la Coopera”, indico el cuenta ahorrista de 59 años.


Junto a él, también Letty Zambrano se confesó preocupada por el cierre de operaciones –luego de una década de funcionamiento- de la cooperativa de ahorro y crédito Coopera. La institución regida por la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (SEPS) no atendió desde hoy en ninguna de las oficinas de La Garzota y Parque California en Guayaquil; Durán, Daule, Yaguachi, Naranjal, Puerto Inca y Balao.


“Yo perdí dinero en la cooperativa La Guardiana hace 20 años, luego nos congelaron el dinero en La Previsora, saqué mi dinero de la Coop. Nacional hace dos años y ahora esto en la Coopera. ¿En qué financiera se puede confiar?”, señala Zambrano.


En las afueras de las agencias se colocaron papeles impresos con un comunicado de la SEPS donde se anuncia que las actividades no financieras se mantendrán. Estas comprenden centros de acopio y fondas comunitarias. “Tocará esperar a retirar el dinero en julio. El problema es que emití dos órdenes de pago a mis proveedores y tendré que pedirles que esperen para cobrar mis USD 4 000”, dijo Secundino Acosta, también socio de Coopera, desde el 2010.

 

Califique
2
( votos)